Skip to main content
search

Reducción de pecho

Reducción de pecho

Reducción de pecho

Las cirugías de pecho son cada vez más comunes entre mujeres de todo el mundo debido a que permiten conseguir la proporción deseada en una parte del cuerpo tan importante como las mamas y mejorar otras estructuras de nuestro cuerpo como la espalda y los hombros. Con el avance de la técnica, este tipo de intervención ofrece cada vez resultados más naturales y deseables.

La modalidad más común de mamoplastia (como también se le llama a la cirugía de mamas) suele involucrar el aumento del tamaño del pecho, para lo cual pueden insertarse implantes de silicona, solución salina o, en ocasiones grasa del propio cuerpo de la paciente, debajo del tejido mamario o incluso en los músculos del tórax.

Este tipo de cirugía ha ayudado a aumentar la autoestima en mujeres que cuentan con senos pequeños o en aquellas que han pasado por enfermedades que han involucrado la pérdida del tejido mamario. Todo lo anterior ha hecho que este tratamiento ocupe el primer lugar entre las intervenciones estéticas más demandadas en España.

Por otra parte, existe una alternativa diseñada para mejorar la salud y el bienestar de las pacientes que cuentan con senos muy grandes (macromastia), mediante lo que se conoce como cirugía de reducción de pecho o mamoplastia de reducción. En la Clínica CEMEQ te ofrecemos este procedimiento ideado para reducir el dolor de espalda y otras complicaciones funcionales derivadas de dicha condición, así como mejorar las formas y simetrías de esta parte de tu cuerpo.

¡Contáctanos y descubre todos los beneficios que te reportarán nuestros tratamientos estéticos!

¿En qué consiste la reducción de pecho?

Las mamoplastias de reducción consisten en intervenciones quirúrgicas que contemplan el modelado, levantamiento y alteración de la forma natural de los senos, a través de la remoción del tejido mamario, grasa y piel de la zona. También puede ser necesario en este contexto modificar el tamaño de las areolas (círculo de piel que rodea al pezón) para adaptarlas al nuevo tamaño de las mamas.

Este es un medio muy eficaz para contrarrestar las consecuencias negativas que puede producir el peso excesivo de senos muy grandes sobre la columna, cuello y otras zonas cercanas. Con esto, podrá corregirse el encorvamiento de la persona tratada, así como se disminuirá el dolor lumbar y cervical y, en general, se reducirá la presión generada sobre los músculos de la espalda, redundando en una postura más erguida y mayor sensación de libertad.

A veces, la alteración de la postura derivada de este problema produce una limitación de la capacidad pulmonar, por lo que puede ser que inhalemos una menor cantidad de aire, lo que lleva a que percibamos menos oxígeno y nuestros tejidos se vean afectados, pudiendo provocar que nos sintamos fatigadas más fácilmente.

Otro aspecto en el que este procedimiento puede ayudar a mejorar tu vida es en el relacionado con el bienestar mental. De hecho, se estima que muchas mujeres pueden llegar a padecer problemas de autoestima por contar con un pecho muy amplio, llevándolos a ocultarlo debajo de ropa ancha e incluso limitándose a la hora de realizar determinadas actividades físicas. 

¿Cómo se lleva a cabo una reducción de pecho?

Existen varias técnicas para llevar a cabo la reducción del tejido mamario, siendo algunas más invasivas que otras y generando distintos resultados, tanto desde el punto de vista estético, como desde el funcional. Por lo general, se requerirá realizar una o más incisiones alrededor de la areola, entre esta y la parte inferior del seno y/o entre la areola y la parte inferior de la mama, con una incisión horizontal (en forma de T invertida).

Diferentes técnicas

La técnica que involucra el corte alrededor de la areola se usa para disminuir el tamaño de los senos que son ligeramente más grandes de lo normal, pero que no se aprecian caídos. La que conlleva una incisión alrededor de la areola y un corte vertical desde esta hasta la base del seno se emplea más comúnmente para disminuir aquellas mamas medianamente hipertróficas y moderadamente caídas. La última alternativa se utiliza para modificar la forma de cualquier tipo de pecho, independientemente de su tamaño.

La elección del tipo de técnica a aplicar tendrá repercusiones importantes sobre la apariencia final, pues al realizar más cortes sobre la piel se producirá un mayor número de cicatrices. El desarrollo tecnológico de los últimos tiempos ha logrado una reducción significativa de este tipo de marcas, partiendo de sus capacidades regenerativas y la destreza del especialista que aplicó el tratamiento. Sin embargo, estas aún aportan consecuencias estéticas no deseadas en una gran cantidad de pacientes.

Asegura los resultados que deseas

En nuestra clínica contamos con profesionales en el área de la cirugía estética con amplia experiencia y trayectoria, quienes se preocupan por tu bienestar desde un punto de vista integral. Sus cualificaciones y compromiso con la excelencia te garantizarán los mejores resultados posibles en cada una de las acciones terapéuticas que te ofrecemos. ¡Agenda tu cita con nosotros!

¿Qué otras cosas debes saber sobre la reducción de pecho?

Sabemos que muchos procedimientos quirúrgicos pueden involucrar varias preguntas y temores, por lo que, desde aquí, queremos facilitarte toda la información que necesitas para que sepas qué esperar en el marco de una cirugía de reducción de senos, así como para que sientas la confianza de poner tu salud y bienestar en las manos de nuestra clínica estética, la de mayor prestigio en Valencia.

¿Quiénes pueden realizarse una reducción de pecho?

Cualquier persona puede disfrutar de las ventajas de la reducción de mamas siempre que las mismas hayan terminado de desarrollarse. Sin embargo, el procedimiento podrá llevarse a cabo aun cuando no se haya completado este proceso, siempre que el tamaño del pecho ya esté causando problemas importantes sobre la salud física o bienestar psicológico del potencial paciente.

Si bien lo más común es que sean las mujeres quienes pasen por este tipo de procedimientos, también es una opción terapéutica muy recomendable para hombres que cuenten con un desarrollo excesivo del área pectoral como consecuencia de obesidad o alteraciones hormonales.

¿Cómo es el postoperatorio de la reducción de pecho?

Durante la fase de recuperación de la cirugía de mamas es común que se presenten molestias o un dolor leve o moderado, así como sangrados ligeros, inflamación y moretones. Estas alteraciones desaparecerán al cabo de unos pocos días. Después de la intervención, se aplicarán vendajes compresivos que se retirarán entre las 24 y 48 horas siguientes. 

A los 4 o 5 días podrás reanudar tus actividades normales, con la única excepción de llevar a cabo ejercicios físicos que afecten el músculo pectoral. Así mismo, se estima que a los 3 meses podrás realizar cualquier tipo de actividad que desees sin problemas ni limitaciones, ya que ya habrás terminado la recuperación.

¿Los resultados de la reducción de pecho son permanentes?

La respuesta a este interrogante es un rotundo “Sí”. Los cambios realizados a tu pecho permanecerán a lo largo del tiempo, pues se altera significativamente su estructura. No obstante, aún podrán caer un poco como consecuencia de la gravedad y la pérdida de la elasticidad de la piel relacionada con el envejecimiento. En ocasiones tu pecho también podrá crecer ligeramente al aumentar el grosor de su tejido adiposo, sin que esto sea muy significativo.

Consigue los mejores resultados estéticos con Clínica CEMEQ

En la Clínica CEMEQ estamos convencidos de que cada uno de nuestros tratamientos debe efectuarse bajo los más altos estándares de calidad, por lo que te ofrecemos cirugías de reducción de pecho menos invasivas con técnicas que evitan la proliferación de cicatrices y la afectación de otros tejidos, ofreciéndote un postoperatorio más grato y corto, a la vez que los mejores resultados al corto, mediano y largo plazo.

¡Contáctanos y consigue tus ideales de belleza con nosotros!






    Contacta con nosotros

    Pide tu cita en cemeq y disfruta del tratamiento que más se adapte a tus necesidades.

    Dirección

    Gran Vía Marqués del Turia, 37. Bj. Dcha.

    46005 VALENCIA

    Contacta con nosotros

    T. 963 059 010

    T. 661 620 573

    info@clinicacemeq.es

    Close Menu