Skip to main content
search

Odontología conservadora

 

Odontología
conservadora

Mejora la funcionalidad y la estética de tu boca sin tener que
recurrir a extracciones dentales o tratamientos de implantología.
Técnicas avanzadas para preservar el buen estado de los dientes
naturales, con resultados duraderos.

Odontología conservadora

Odontología conservadora

¿Qué es?

La Odontología conservadora, como su propio nombre indica, tiene como objetivo salvar y conservar los dientes naturales del paciente cuando han sufrido algún tipo de patología o daño, ya sea por caries, enfermedad periodontal, traumatismo u otros motivos.

Bajo esta área de especialidad se engloban todos los tratamientos encaminados a que el paciente mantenga sus dientes naturales en buen estado, evitando extracciones y tener que recurrir a implantes dentales para reponer las piezas perdidas. En muchos casos también se la conoce como Odontología restauradora, pues pretende restaurar la salud bucodental del paciente.

Bajo el concepto de Odontología Conservadora se encuadran la mayoría de tratamientos más habituales en una clínica dental, tales como limpiezas dentales, obturaciones (sellado de caries), reconstrucciones, endodoncias o blanqueamientos internos. También se considera Odontología conservadora la Odontopediatría, que es el área de la odontología centrada en la salud bucodental de los niños y los dientes de leche.

Además de la Odontología Conservadora, en Clínica cemeq desarrollamos también otro tipo de tratamientos enfocados a preservar la salud bucodental del paciente evitando extracciones, dentro del área de Odontología general avanzada u Odontología digital, tales como periodoncia, alargamiento de la corona dentaria, injerto mucogingival, prostodoncia o bruxismo.

Beneficios de la odontología conservadora

  • Preservarás la buena salud de tus dientes y encías
  • Evitarás extracciones y tener que recurrir a tratamientos de implantes dentales
  • Solucionarás y prevendrás la aparición de patologías dentales
  • Mejorarás la estética de tu sonrisa
  • Disfrutarás de una mayor calidad de vida, sin molestias bucodentales y con la satisfacción de mantener tus dientes.

¿Cómo funciona?

Bajo el concepto de Odontología conservadora o restauradora se engloban numerosas técnicas o tratamientos enfocadas a devolver y mantener la salud bucodental del paciente, evitando en lo posible la extracción de piezas dentales. Así, podemos encontrar los siguientes tratamientos complementarios entre sí de cara a obtener una salud bucodental óptima:

Limpieza dental o curetaje:

Consiste en eliminar los depósitos de placa o sarro en los dientes que pueden dar lugar a caries y enfermedad periodontal. La limpieza puede ser superficial o profunda si la placa bacteriana y el sarro se han infiltrado por debajo de la encía. En estos casos será necesario levantar ligeramente la encía para limpiar esos depósitos. Es lo que conocemos como curetaje. Como parte final del tratamiento se pulen los dientes para eliminar las posibles rugosidades que pueden favorecer que se adhiera nueva placa bacteriana.

Obturación o empaste dental:

Consiste en restaurar una pieza dental afectada por caries, eliminándola, limpiando la cavidad resultante y rellenándola de un material (composite) del mismo color que el diente y muy resistente, devolviendo a la pieza dental toda su funcionalidad. Además de por caries, las obturaciones dentales pueden realizarse para cambiar un material de relleno anterior ya desgastado, para solucionar pequeñas fisuras, abrasiones o desgastes del diente e incluso para corregir algunas alteraciones estéticas del diente natural.

Reconstrucción o incrustación dental:

Cuando la parte del diente a reconstruir es más grande (superior a 1mm de profundidad), hablamos de reconstrucción dental. Suele realizarse para solucionar la pérdida dental ocasionada por caries moderadas o graves (en caso de alcanzar la pulpa dental será necesaria una endodoncia previa), o desgaste o fractura del diente. El relleno, de composite o porcelana, debe ser fabricado en un laboratorio para dotar al diente de un aspecto natural

Endodoncia:

Si el daño ha llegado a la pulpa dental, donde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos del diente, es necesario extraer dicha pulpa dental y posteriormente rellenar y sellar la cavidad resultante con un material inerte. Es un procedimiento muy usado en casos de caries profundas, pero también por abrasión, traumatismo o erosión de dientes sanos. Es lo que comúnmente se llama “matar el nervio”. El diente pierde casi toda su sensibilidad, pero sigue siendo totalmente funcional.

Blanqueamientos internos:

 Se realiza para recuperar una tonalidad blanca en dientes no vitales (sin pulpa dental) que se han oscurecido como consecuencia de una endodoncia o un traumatismo. El oscurecimiento del diente se produce por la necrosis de la pulpa dental, que actúa de dentro hacia afuera, por lo que un blanqueamiento normal no es efectivo. Para hacerla se introduce un gel con peróxido de carbono con efectos blanqueadores, pero en la zona necrosada en lugar de en la superficie. A menudo el tratamiento se suele complementar con un blanqueamiento convencional.

Candidatos ideales para el tratamiento

  • Personas que quieren mantener una correcta salud bucodental
  • Personas que ante cualquier patología que pone en riesgo el estado de sus dientes desean tratarlos y salvarlos a tiempo
Odontología conservadora

Dudas frecuentes

¿Cuántas sesiones son necesarias para una limpieza dental?

Se dividirá en una o varias sesiones en función del grado de afectación del sarro o placa bacteriana.

¿Son tratamientos dolorosos?

No. En la actualidad la práctica totalidad de los tratamientos conservadores o no generan molestias, o estas son totalmente evitables con anestesia local

¿Qué diferencia hay entre obturación y reconstrucción?

El grado de afectación del diente. Para caries leves, de menos de 1mm de profundidad, se recurre a la obturación la zona afectada. En caso de caries profundas o fracturas dentales es necesario recurrir a una reconstrucción diseñada en un laboratorio para asegurar un aspecto totalmente natural al diente.

¿Si me matan el nervio el diente caerá?

No. Obviamente perderá parte de su vascularización, pero gracias a su anclaje en el hueso seguirá siendo una pieza totalmente funcional durante mucho tiempo

¿Por qué hacerme un blanqueamiento interno y no uno normal?

El blanqueamiento normal actúa sobre la superficie de los dientes. Cuando el diente tiene un necrosamiento, por extirpación de la pulpa dental o un traumatismo, el oscurecimiento va de dentro hacia afuera. En estos casos es necesario realizar el blanqueamiento a nivel interno, si bien se puede complementar con un blanqueamiento normal para obtener resultados aún más estéticos.

En pocas palabras...

  • Tipo de tratamiento: Odontología conservadora
  • Tiempo de tratamiento: Según el tratamiento
  • Tiempo de hospitalización: No se requiere
  • Tipo de anestesia: Local
  • Tiempo de efecto: Inmediato
  • Tiempo de recuperación: Inmediata
  • Tiempo de resultados: Duraderos






    Contacta con nosotros

    Pide tu cita en cemeq y disfruta del tratamiento que más se adapte a tus necesidades.

    Dirección

    Gran Vía Marqués del Turia, 37. Bj. Dcha.

    46005 VALENCIA

    Contacta con nosotros

    T. 963 059 010

    T. 661 620 573

    info@clinicacemeq.es

    Close Menu