Pechos tuberosos: Aprende a reconocer si los tienes y cuál es la solución

operacion-pecho-CEMEQ

Una de las razones más frecuentes en nuestra clínica para el aumento de senos se debe a una malformación de los senos mucho más habitual de lo que crees, y que tal vez tú o alguna de tus conocidas tengan. Se denomina «mamas tuberosas» y también se le reconoce como mamas tubulares, o mamas caprinas. Pero tranquila, esta condición no representa ningún tipo de riesgo para la salud, más bien puede resultar un dolor de cabeza o inseguridades para muchas chicas.

Las mamas tuberosas son una afección médica caracterizada por un polo inferior de la mama poco desarrollado. Esto da a la mama una forma constreñida, parecida a la de un tubérculo, y a menudo da lugar a una diferencia significativa de tamaño entre las dos mamas.

Esta afección congénita aparece en la adolescencia durante el desarrollo del pecho, el que queda incompleto en el polo inferior y lateral. Tiene varios grados de afectación, presentándose en los grados más altos una asimetría considerable.

El único inconveniente físico que se puede producir con esta malformación puede ser la poca producción de leche materna debido a la carencia de tejido mamario suficiente, sin embargo, sus consecuencias van más por el lado emocional, generando gran inseguridad, complejos y baja autoestima.

Entonces, ¿cómo puedes saber si tiene mamas tuberosas? En general, parecen tubos inflados en comparación con la típica forma redonda de los pechos. Una forma fácil de saberlo es mirándose al espejo. Si tus pechos:

Son pequeños
Tienen forma de tubo o cono
Areolas grandes en relación con el pecho
Tienen una base estrecha
Son separados entre sí y/o asimétricos
El surco inframamario es elevado
Tienen forma alargada
Polo superior poco desarrollado

Una solución a tus problemas de autoestima

La buena noticia es que esta afección puede corregirse y mejorar su aspecto, logrando un aumento de pecho natural. En la mayoría de los casos, la mejor opción es utilizar prótesis anatómicas como las prótesis B-Lite, que están específicamente diseñadas para ayudar a corregir la forma de los senos y brindarles un aspecto natural.

La cirugía para corregir los senos tuberosos consigue moldear y ajustar el tamaño de la mama acorde a nuestra anatomía y consta de 3 pasos:

Se realiza una incisión periareolar que además permite la remodelación de la areola, la que en estas pacientes, como decíamos, es muy grande en relación con el tamaño del pecho y sobresale en forma de cono por la presión que ejerce sobre este el tejido mamario.
Luego se da forma a la mama, corrigiendo la tendencia de la glándula mamaria a formar un tubo, expandiendo el tejido mamario mediante cortes radiales para conseguir una base más amplia
El tercer paso consiste en descender el surco inframamario unos centímetros más abajo.

En CEMEQ clínica Valencia y Málaga contamos con cirujanos estéticos especializados en este tipo de aumento de pecho precio justo y una basta experiencia en corrección de mamas tuberosas.

Así pues, si tienes mamas tuberosas, ya no tienes que afrontarlo sola. Con el tratamiento y los cuidados adecuados, puedes conseguir la forma de pecho que deseas. Tu médico en CEMEQ clínica Valencia y Málaga podrá aconsejarte la mejor solución para su caso concreto. Así que no lo pospongas más y comienza a disfrutar de tus pechos ahora mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *