Embarazarse tras una abdominoplastia. ¿Es posible?

La abdominoplastia es mucho más que una cirugía estética, como ya hemos visto en entradas anteriores. Ayuda a corregir la pared abdominal que ha perdido fuerza tras el embarazo, lo que conlleva grandes beneficios tanto a nuestra salud y bienestar, así como también logra resultados estéticos impecables.

Pero, ¿Qué pasa si quedo embarazada después de haberme hecho una abdominoplastia? ¿Es peligroso para mi salud? ¿Pone en riesgo al bebé? ¿Perderé los resultados de la cirugía? Hoy resolveremos estas interrogantes.

¿Puedo quedar embarazada tras una abdominoplastia?

La respuesta es sí. La principal recomendación que los cirujanos realizan a sus pacientes antes de someterse a una abdominoplastia es evitar embarazos durante al menos 1 año tras la operación para dar tiempo a la cicatrización y el tejido alrededor a recuperarse correctamente.

El embarazo provoca grandes cambios en el cuerpo de la mujer, ya que su sección media se estira y acomoda para acoger al feto. Así, en la medida en que el feto va creciendo, la piel se estira y los músculos abdominales pierden tono, lo que causa flacidez abdominal.

Si bien la zona abdominal normalmente se recupera con el tiempo, y la lactancia materna contribuye a que la recuperación sea más rápida, son muchas mujeres las que quedan con secuelas y recurren a la abdominoplastia para finalizar este proceso.

Existen efectos secundarios asociados con el embarazo posterior a una abdominoplastia que hay que tener en cuenta. Esto incluye dolor abdominal y contracturas musculares debido al peso adicional que soporta la pared abdominal. Sin embargo, estos son procesos normales y no representan un peligro para ti ni para el bebé, pero es importante prevenirlos a través del descanso adecuado, buenos hábitos alimenticios y la realización de ejercicios específicos para embarazadas.

Si te quedas embarazada muy pronto tras la abdominoplastia, puede provocar cambios en el resultado estético: la zona abdominal podría distenderse y producir una flacidez que no se encontraba antes de la cirugía.

¿Es seguro para el feto?

Existen algunos estudios que indican que no existe un mayor riesgo para el feto cuando la madre se ha sometido a una cirugía plástica previamente.

Es recomendable que evites levantar pesos durante los primeros meses después de la operación, y seguir las instrucciones del cirujano. La realización de actividad física moderada, como caminar o nadar, sí es recomendable para mantener una buena salud y tonificar la musculatura abdominal.

¿Perderé los resultados de la abdominoplastia?

Aunque el embarazo puede tener un impacto en los resultados de la cirugía, estos normalmente se recuperan con el paso del tiempo. Si te quedas embarazada más de un año después de la abdominoplastia, los resultados se pueden mantener en parte, en la medida en que hayas seguido una alimentación sana, usar cremas para evitar la aparición de estrías y hayas logrado tener un peso saludable.

En algunos casos, será necesario repetir la operación debiendo pagar nuevamente el precio abdominoplastia; sin embargo, en CEMEQ Clínica Valencia conseguirás un abdomen más tonificado, plano y definido por 4.970 €.

En conclusión, quedar embarazada tras una abdominoplastia es posible, no obstante hay que tener en cuenta los efectos secundarios que puede generar sobre el resultado estético de la cirugía. Si has sido sometida a una abdominoplastia, y quieres volver a tener un abdomen tonificado, no dudes en contactar con CEMEQ Clínica Valencia para que te ofrezcan la mejor abdominoplastia precio. ¡Te sorprenderás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *