Celulitis: ¿Qué es y cómo se trata?

Celulitis

¿Has notado cómo ciertas zonas de tu piel se vuelven más voluminosas de manera irregular o con pequeñas protuberancias en la zona baja de tus muslos? ¿Quizás en los brazos o incluso las nalgas? Si es el caso, déjame decirte que puedes estar presentando una patología llamada celulitis.

Habitualmente se le denomina como piel de naranja debido a la formación de pequeños orificios en diversas zonas de la piel. Es muy común su aparición en la mayoría de las mujeres con cambios hormonales en periodos como la pubertad o el embarazo

Esta patología solo es el indicio de un problema más grave como suele ser una mala circulación, una ingesta de alimentos inadecuados, un problema hormonal o una intolerancia alimentaria.

Sin embargo, no todo es tan malo como se lee y ni siquiera tienes de qué preocuparte si lo previenes a tiempo.

En el Clínica Estética en Valencia CEMEQ solemos atender estos casos constantemente, por lo que puedes confiar en que te ofreceremos toda la información que necesites sobre este tema, ya sean consejos, tratamientos, cuidados preventivos y curativos y muchas cosas más.

Si este tema te ha interesado y quieres indagar un poco más, te invito a que sigas leyendo. ¡A por ello!

¿Qué se conoce como celulitis?

Esta patología se genera debido a un crecimiento desmesurado, ya sea en volumen o en número, de adipocitos, los cuales se caracterizan por tener la capacidad de almacenar gotas de grasa o lípidos en su interior.

Estas células se inflaman e incrementan de tamaño volviéndose más rígidas, lo cual perjudica la circulación de líquidos, sustancias e inflamación por falta de drenaje debido a la interrupción de las fibras y el proceso del metabolismo. Todo esto es lo que provoca que la zona afectada se asimile a la textura de una naranja.

Nuestros especialistas, después de varios estudios y la atención al público, pueden asegurar que entre un 75 % y un 95 % de las mujeres han sufrido de esta patología en algún momento de su juventud. En el caso de los hombres, este porcentaje se reduce a un 15 %.

Por esto es fundamental asistir al Clínica Estética en Valencia CEMEQ y que determinemos y evaluemos a través de un diagnóstico precoz la tipología de la misma, así como también el grado o periodo de afección.

¿Cuáles son los indicios que desencadena la celulitis?

Para entrar en contexto es necesario aclarar que esta patología suele ser una infección cutánea bacteriana que puede comprender diversos puntos y tipologías.

La más frecuente y menos grave perjudica superficialmente la piel con pequeños orificios internos, conocida como piel naranja, debido a su textura rugosa, la cual puede notarse o acentuarse tras ser presionada con la yema de los dedos y causar una leve sensación de pesadez en la zona afectada.

Sin embargo, cuando ciertos tipos de bacterias como Staphylococcus y Streptococcus entran en contacto con la piel por medio de una cortadura, picadura, tatuajes mal realizados u otros componentes suelen desencadenar la siguiente sintomatología mucho más extrema y atípica:

  • Diversas regiones enrojecidas que tienden a propagarse en la piel.
  • Inflamación.
  • Sensibilidad y sensación de calor.
  • Dolor o malestar agudo, moderado e intenso.
  • Fiebre de altas y bajas temperaturas.
  • Ampollas.
  • Temblores.

Si alguna vez presentas alguno de esta sintomatología, no dudes en contactar con alguno de nuestros especialistas, te atenderán encantador y te ayudarán a que te sientas mucho mejor.

¿Cuáles son los orígenes de la celulitis?

Los indicios más frecuentes que puede generar esta patología son los que presentamos a continuación:

  • El consumo de ciertas hormonas artificiales como el estrógeno.
  • Conservar una rutina sedentaria.
  • No practicar o realizar ningún tipo de ejercicio
  • Llevar una mala dieta o consumir alimentos con un alto índice en sodio. 
  • Usar ropa muy ajustada o que corte la circulación.
  • Perforaciones corporales.
  • Fisuras.
  • Heridas quirúrgicas.
  • El pie de atleta o eccema.

¿Cuál es la tipología de la celulitis?

Esta afección puede englobarse en cuatro períodos, los cuales se muestran más adelante:

  • Periodo 1: todavía no se visualiza, pero se encuentra presente.
  • Periodo 2: comienza a aparecer tras presionar la piel con la yema de los dedos.
  • Periodo 3: se nota sin necesidad de presionar la piel.
  • Periodo 4: es permanente y se visualiza presionando o no la piel.

En casos más extensos puede tornarse y transformarse según la tipología de la piel de cada persona:

Rígida

Se puede percibir debido a que la presión en la piel suele ser más tensa y granulosa. Surge usualmente en mujeres jóvenes y cuyo periodo es de nivel 2. Está vinculada a ciertos desarreglos hormonales y puede ir acompañada de estrías que aparecen en los muslos, caderas e incluso las rodillas. 

Flácida

La zona de la piel se torna mucho más blanda tras el tacto que de costumbre. Acostumbra a aparecer en esas zonas corporales donde existe una mayor acumulación de grasa, como los muslos, glúteos, abdomen, los brazos e incluso la espalda. Primordialmente, perjudica a aquellas mujeres que llevan una vida sedentaria o que han perdido peso de manera repentina.

Edematosa

Provoca inflamación, dolor y molestia tras el tacto en la zona afectada. Aparece en las extremidades inferiores y en mujeres tanto jóvenes como mayores. Es causada por una retención de líquidos, lo cual provoca una mala circulación. Este tipo de piel se nota a simple vista y recibe el nombre de piel de naranja.

Mixta

Tiende a manifestarse como una mezcla de las anteriores, siendo este tipo el más común.

¿Cuál es el tratamiento para la celulitis?

En la mayor parte de los casos, nuestros especialistas recomiendan el uso de antibióticos y analgésicos orales, así como también que la persona mantenga un reposo absoluto de cuatro a quince días aproximadamente. Esta afección debería desaparecer a los ocho o diez días después del tratamiento.

En casos más extremos se podrían necesitar tratamientos mucho más largos y extensos, ya sea por una afección crónica o por un sistema inmunitario debilitado. En estos casos el tratamiento puede variar y se debe realizar lo siguiente:

  • Radiofrecuencia y ultrasonidos: estas técnicas permiten actuar en dos planos diferentes de la piel. Se reduce la magnitud de los adipocitos y ayuda a apaciguar las capas superficiales protegiendo de esta forma la estructura de la zona afectada. 
  • Ondas acústicas de alta energía: estas ondas trabajan de forma directa sobre los adipocitos y reducen su tamaño del mismo modo que el anterior, perfeccionando la microcirculación sanguínea y estimulando la formación de colágeno, tornando la zona afectada más firme y tersa.
  • Meso intervención corporal: esta técnica se fundamenta en la aplicación de microinyecciones de vitaminas, minerales y oligoelementos que facilitan la eliminación de grasa y líquidos.

Es necesario aclarar que se debe seguir al pie de la letra cada una de las indicaciones suministradas, de esta manera se asegura que todas las bacterias desaparezcan. 

Eso sí, deberás contactar con el especialista que lleva tu caso sin ninguna objeción y de manera inmediata, en caso de no presentar mejoría y sentir que:

  • No mejoras después de comenzar con los antibióticos.
  • La sintomatología se acentúa mucho más.
  • Presentas fiebre.
  • La presión arterial disminuye.

Todos estos síntomas se deben a que algo está mal y tienen que ser atendidos rápidamente.

¿Se puede prevenir la celulitis?

Esta patología, como todo en esta vida, puede prevenirse. La manera de hacerlo se fundamenta en cambiar ciertos hábitos de tu vida cotidiana como los que se presentan a continuación:

  • Lleva una dieta rica en potasio, vitamina C y E.
  • Deja de consumir bebidas alcohólicas, estupefacientes o café.
  • Evita por completo fumar.
  • Cambia las bebidas por agua en abundancia.
  • Cambia tu vida sedentaria y comienza a entrenar de manera regular.

Es fundamental explicar que las personas con diabetes o aquellas que poseen una mala circulación deben tomar precauciones extras para prevenir una lesión en la piel. A continuación, se muestra ciertos cuidados preventivos como:

  • Mantén en constante revisión los pies o esas zonas que suele perjudicar la diabetes con el objetivo de que se pueda detectar y abordar a tiempo cualquier lesión.
  • Hidrata la piel a menudo, de esta forma podrás prevenir el agrietamiento y la descamación.
  • Usa calzado y guantes adecuados y nada ajustados.
  • Si presentas alguna herida proporciona el cuidado inmediato, debido a que las infecciones superficiales, como el pie de atleta, pueden transformarse en problemas mucho más graves y perjudiciales para tu salud.

Deshazte de la celulitis en el Clínica Estética en Valencia CEMEQ

Si acudes a nuestro centro médico podrás encontrar especialistas altamente capacitados para solventar cualquier tipología de la celulitis, al igual que cualquier otra afección que pueda perjudicar tu salud.

Esto quiere decir que, si por alguna razón tú o algún familiar presentáis uno de los síntomas de esta patología, puedes contactar con nosotros sin costo alguno y nos encargaremos de suministrar el tratamiento que mejor se adapte a tu grado de afección, necesidades, sintomatologías y tipologías.

Recuerda que si contraes celulitis debes recibir tratamiento inmediatamente porque, en caso contrario, podrían desencadenarse ciertos factores nada favorables.

Por último, deberás cumplir con la dosis completa que te hayan recetado, sin importar que ya te sientas mejor. Esto asegurará y ayudará que todas las bacterias se eliminen correctamente.

Ahora que sabes todo esto ¿A qué esperas para ponerte en contacto con nosotros?

¡Reserva tu cita ahora mismo!